jueves, 25 de diciembre de 2014

Verte y no verte



Verte y no verte
-divino delirio-
tormenta que pierde
mi corazón y mis ansias
en un profundo abismo.

Verte y no verte,
no sentir tu contacto,
saber que en mi alma
solo quedan silencios
voraces y amargos.

Verte y no verte
-divina pasión-
el deseo de tenerte,
tan sólo una imagen
que mi alma forjó.

Pasión y delirio,
sueño de siempre
o el sueño mismo.
Mi corazón que te siente...
Verte y no verte