lunes, 29 de agosto de 2011

La Voz de mi Guitarra



Resignación

No es el viento el que llama
por la noche a tu balcón,
es mi canción.

No es la noche quien derrama
a tus pies su mano oscura,
es mi amargura.

No es la voz de mi guitarra
quien te sorprende dormida,
es mi agonía.

Vuela la cometa
sin saber a dónde.
Sin fe que la guíe
el viento la rompe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario